VIVIENDO EN EL PARAÍSO
Barbas Bremen

Cuando pensamos en el lugar perfecto para construir nuestro hogar, un paraíso verde viene a nuestra mente. Un lugar donde los árboles son los protagonistas y nosotros, sin perturbar su hábitat, llegamos para quedarnos y simplemente ser inmensamente felices.

Desde hace algunos años, el Quindío se ha convertido en ese paraíso soñado de colombianos y extranjeros, que ven en nuestro territorio, un hogar perfecto para pasar días felices,  ver crecer sus familias, llevar una vida más tranquila y especialmente para conectarse con la naturaleza.

Y en medio de este paraíso, se encuentra Barbas Bremen, ubicado sobre la vertiente de la Cordillera Central de los Andes, incluyendo los municipios de Circasia, Filandia y Salento, en nuestro maravilloso Quindío. Esta área se compone de la Reserva Forestal Bremen, el Cañón Río Barbas y el Cañón de la quebrada Cestillal. Más de 1800 hectáreas de bosque lo conforman.

Las cuencas hídricas de estas 3 zonas, proveen de agua de calidad a más de 70 mil personas de los municipios cercanos. Lo que hace que sea una de las zonas protegidas para su conservación y la restauración de bosques en Colombia, así como el hábitat natural de especies nativas. Muchos estudios se adelantan en esta zona, para conocer la fauna y la flora que la componen y entre ellas, se han identificado más de 230 especies de aves, y actualmente la Universidad del Quindío se encuentra terminando un estudio de investigación sobre mariposas, lo que reafirma aún más, que esta zona en particular, es un paraíso verde.

Y es aquí, en  la Vereda La Florida, Ramal Horizontes, en el municipio de Circasia donde se construye un hogar: Hacienda Horizontes; un lugar que conoce y respeta el valor medio ambiental del territorio que interviene. En medio del condominio Campestre, contamos con un bosque natural de 30.000 m2, donde se puede disfrutar del canto de las aves, la belleza de las mariposas, flores, árboles y otras especies nativas de la zona. Y como si fuera poco, hace presencia el árbol nacional, la majestuosa Palma de Cera del Quindío, que acompaña la vida perfecta en este paraíso.

Despertar cada mañana, con la vista hacia el horizonte, es una realidad. Hacienda Horizontes, comprende la importancia de construir un hogar cerca de la ciudad y a la vez, en medio de un bosque natural, donde puedas disfrutar de una vida tranquila y conectada con la naturaleza.